miércoles, 29 de diciembre de 2010

Mitin de la JAP: comienza la fiesta


Corregí y aumenté esta anotación (1/1/2011) hasta hacerla tal vez algo larga. Os pido disculpas por ello, pero prefiero dejar todo detalladito y documentadito, y que cada cual vea si se sostiene el discurso victimista que enarbolan estos señores de la memoria histórica; si ésta, además de AgitProp, no es también mera hagiografía, si no se puede explicar estupendamente y en parte comprender, el alzamiento de los nacionales y la dureza de la represión.

COLISIONES PREVIAS
. LOS DE LA LEJÍA APUÑALANDO POR LA ESPALDA.

Hasta este mitin celebrado el 12 de enero de 1936, (del que os dejo una imagen procedente del ABC) y por lo que yo sé, las únicas colisiones o conatos de colisiones entre falangistas y socialistas tras Octubre de 1934 fueron:

1.- El 30 de marzo de 1935 se produce una colisión entre socialistas y falangistas, y parece que también japistas. Dos de los heridos son falangistas, y uno, Andrés Cores, secretario del Socorro Rojo Internacional en Umbilicus mundi. También sabemos que en esta fecha fue detenido Pepín, uno de los hermanos de la Lejía, "por agresión a afiliados de la J.A.P.". La cursiva, es mía.

Se lee en El Pueblo Gallego, de 31 de marzo de 1935 (p. 11):

EN EL CANTÓN DE PORLIER [Cantón Grande] SE ATACAN DOS GRUPOS DE FASCISTAS Y SOCIALISTAS

La Coruña.- En el Cantón de Porlier se encontraron ayer tarde dos grupos de individuos, uno de fascistas y otro de socialistas. Se agredieron, promoviendo un escándalo mayúsculo.

Intervino la Guardia Municipal que practicó la detención de varios de los alborotadores.

Tres de estos, Arturo Molina Rey, Enrique García
[Grande] y Andrés Cores [Arévalo], fueron asistidos en la Casa de Socorro del Distrito del Hospital, donde los facultativos de guardia les apreciaron erosiones de carácter leve.

A Arturo Molina se le ocupó una pistola de las llamadas "mataperros" y un vergajo. Pertenece este a Falange Española.

Los detenidos pasaron a la Comisaría de Vigilancia, no sabiéndose por el momento la causa a que obedeció la agresión.


De acuerdo con La Voz de Galicia, de 31 de marzo de 1935:

Grupos extremistas

Ayer en el Cantón Grande

Durante la tarde de ayer se produjeron en el Cantón Grande varios incidentes escandalosos que ocasionaron cierta alarma entre el público que por dicha vía circulaba.

Los incidentes, desarrollados en tres etapas, los ocasionaron dos grupos de jóvenes extremistas, quienes al encontrarse se insultaron y se agredieron, primero en un bar y luego en plena calle.

Hubo bofetadas y contundentes golpes de porra. Hasta parece que alguien empuñó una pistola. Fueron ocupadas dos, según parece.

La primera colisión fue evitada por la intervención de varios guardias municipales.

Para deshacer el segundo encuentro, intervinieron dos guardias civiles y otros dos de Asalto, que vestían de paisano y se incorporaron al ruidoso corro para deshacerlo.

Como se reprodujera por tercera vez más tarde, el violento encuentro entre los dos grupos beligerantes, hubo que pensar y era tiempo, en atajarlo de una vez. Acudió entonces un carro lleno de fuerzas de Asalto, que disolvieron definitivamente a los dos bandos mediante una carga sin otras consecuencias.

Cuatro jóvenes resultaron con heridas leves, de las que pasaron a curarse a la Casa de Socorro. Casi todos fueron detenidos.

Estos excesos no deben continuar.

Versión de La Vanguardia de 3 de abril de 1935, si es que no estamos ante un hecho distinto ocurrido al día siguiente:

Colisiones entre estudiantes

La Coruña, 1 [sic].- Ayer tarde, entre los escolares que concurren al colegio particular titulado "Antiguos Padres Maristas" y los alumnos del Instituto de segunda enseñanza, hubo una leve colisión debido a contestar a unos gritos fascistas con otros de la F. U. E.

Anochecido, en el Cantón de Porlier, que estaba repleto de paseantes, volvió a surgir la colisión entre los grupos de ideología distinta y se repartieron garrotazos y bofetadas.

Fue necesaria la intervención de fuerzas de seguridad, que dispersaron a los contendientes.

El origen de las primeras colisiones, tal vez se encuentre en un mitín socialista celebrado el 18 de marzo en el que José Andrés y Manso, tuvo a bien hacer gala del carácter democrático del PSOE:

Tenemos a la vista una información de La Coruña donde se da cuenta de un acto público celebrado allí, y en el que ha sido orador el diputado socialista salmantino Sr. Andrés Manso.

Este ciudadano, al ponerse en contacto personal con los obreros coruñeses, les ha dicho, entre otras cosas, las que siguen:

Que lo hicieron muy mal los primeros gobiernos de la República y las Constituyentes.

Que los socialistas debieron después del 14 de abril implantar el socialismo en España.

Que los socialistas no deben unirse ya nunca con los republicanos y sí proceder siempre desligados de ellos.

Que los republicanos no tienen a nadie detrás, que carecen de masas y que recurren a ardides caciqules, como los partidos monárquicos del viejo régimen.

Que hay que acabar con el sistema parlamentario.

Que las clases obreras deben prepararse para asaltar y tomar el poder y declarar la dictadura del proletariado.


Así las cosas, el día 27 los demócratas socialistas se ponen manos a la obra, realizando entrenamientos y ejercicios paramilitares en la playa de San Amaro. Detienen en principio a 42 individuos, y más tarde parece que sólo ingresan en prisión los catorce vestidos con camisas rojas, entre ellos ¡cómo no! Bébel y France García, dos de los hermanos de la Lejía, fusilados, que con nuestra mentalidad, claro que es un exceso, pero en aquella no. Ambos bandos fusilaron con o sin formación de causa. Como se oye en el anuncio contra el abandono de perros, a lo mejor alguien se cree que ellos no lo harían...

2.-
El 30 de agosto de 1935, nueva colisión en donde también son protagonistas los hermanos de la Lejía en compañía de Eugenio Carré Naya (maestro... de las Juventudes Comunistas), en pleno barrio chino, muy cerca de la calle de San Roque en donde vivían los primeros. Se trata de la agresión a dos estudiantes falangistas siendo apuñalado por la espalda uno de ellos, Francisco Pena Manso, de 18 años, que resultó con lesiones graves, y herido Antonio Loureiro, de 24 años, leve.

Se lee en La libertad de uno de septiembre de 1935:

Los presuntos autores de una agresión


La Coruña, 31.- Han sido detenidos Francisco [France] y José [Jaurés] García García y Eugenio Carré como presuntos autores de la agresión cometida anoche contra dos estudiantes fascistas en la calle del Papagayo.

Se busca al cuarto de los presuntos autores, Bedel [Bébel] García. Este fue delantero del Deportivo y jugó en el malacitano.

Todos ellos son de filiación socialista.


El Pueblo Gallego, de 1 de septiembre de 1935 escribe:

DEL SUCESO DE LA CALLE DEL PAPAGAYO.- DETENCIONES

La Coruña.- Ayer mañana se practicó una radiografía de Francisco Pena Manso, herido anoche de una puñalada en la calle del Papagayo. Se desconoce el resultado de dicha investigación, y el herido continúa en grave estado en el Hospital municipal.


Han sido detenidos como complicados en la agresión de dicho sujeto, José
[Jaurés] y France García García y Eugenio Carré, pero la policía practica gestiones para la captura de un hermano de los dos primeros, llamado Bébel, que es al parecer el autor material de la mencionada agresión y que hasta el momento no ha sido habido.

Versión de La Voz de Galicia, también de 31 agosto de 1935:

El suceso de anoche

UNA PUÑALADA POR LA ESPALDA.- OTRO HERIDO

Ayer noche, a las diez y media, en la calle del Hospital, esquina a la del Tren, se desarrolló un suceso sangriento, que puso en alarma a aquel vecindario.

El joven estudiante don Francisco Pena Manso, de 18 años, vecino de la calle de la Galera, 46, piso tercero, que pasaba acompañado de otros amigos, se vio agredido por la espalda por un sujeto, que le infirió una puñalada.

Al pretender evitar la agresión uno de los compañeros del herido, llamado Antonio Loureiro, de 24 años, vecino de la Avenida de Rubine, 12, también resultó herido levemente. No se sabe por quien, ya que parece que se reunieron varios.

El joven Pena, en brazos de sus compañeros fue trasladado a la Casa de Socorro del Hospital, donde le practicaron una laboriosa cura de urgencia el médico y practicante de guardia, respectivamente, don Antonio López del Castillo y don Sergio Rey.

Como el herido conservase todavía clavado el cuchillo, hubo que arrancárselo no sin esfuerzo.

Presentaba una herida penetrante de seis centímetros de profundidad en la espalda, al nivel de la sexta vértebra dorsal, llegando a interesar nervios motores importantes, que le ocasionaron momentánea parálisis en ambas piernas.

Su estado fue calificado de grave.

Se le dejó ocupando una cama en el Hospital Municipal.

Seguidamente se constituyó allí el Juzgado de guardia con objeto de tomar declaración al joven Pena e instruir diligencias.

Se le iba a someter esta noche a una operación por el cirujano de dicho centro benéfico don Amadeo Rey Grimaldos.

El agredido es hijo de nuestro amigo el funcionario de la Sala de Gobierno de la Audiencia don Francisco Pena, y de todas veras le acompañamos en su pesar.

El señor Loureiro (D. Antonio), fue curado de una herida incisa de dos centímetros en el dedo meñique de la mano derecha y de otra de tres centímetros de extensión en la frente y erosiones en la cara.

Su estado fue calificado de leve salvo complicaciones.

La policía practicó algunas detenciones. Se decía anoche entre elementos de cierto carácter ideológico, pero no podemos concretar este extremo.


3.- Las últimas colisiones de 1935 que tengo documentadas son las protagonizadas por los de la Lejía con los hermanos de Germán Álvarez de Sotomayor el 3 de noviembre de 1935 en la Estación del Norte; y tal vez, el mismo día con un oficial retirado al que increparon los socialistas por creer que levantaba el brazo en alto, si es que no se trata del mismo hecho.

Nada digno de destacar (que yo conozca) en lo que a violencia se refiere entre falangistas y socialistas que se pueda documentar en la prensa sobre incidentes posteriores, en los dos últimos meses de 1935. Esto no significa que no hubiese peleas callejeras u otros sucesos que la censura ocultó, o a los que la prensa de Madrid, Barcelona, Sevilla o Vigo no dio importancia. Ya vimos que el día dos de enero de 1936 se celebra un mitin comunista que acaba como el rosario de la aurora... A este mitin, no se sabe que acudiesen falangistas para reventarlo o que estuviesen en las inmediaciones. Se suspendió por los choques entre el público y la violencia del discurso de la Pasionaria.

EL MITIN DE LA JAP

Pero llega el mitin que celebra la JAP el domingo 12 de enero de 1936, que en mi opinión marca un punto de inflexión en las colisiones entre falangistas y socialistas. Se lee en La Voz:

LA CORUÑA 13 (12,30 t.).- Durante el mitin celebrado ayer por la J. A. P. en el teatro Rosalía de Castro se vendía en las calles inmediatas un periódico de Falange Española y "El Socialista". Surgió un choque entre unos y otros, y los dos grupos llegaron a las manos. En la lucha, los vendedores eran coreados por los simpatizantes de ambos bandos, y aporreándose fueron a chocar contra la luna de un bazar [El Capricho], destrozándola, así como valiosas vajillas, juegos de cristalería de Bohemia y otros objetos costosísimos que estaban en el escaparate. Llegó un camión con guardias de Asalto, que, después de una carga, consiguió disolver los grupos y restablecer la calma. (Febus).


El Pueblo Gallego (14/01/1936, p. 12), que no es precisamente filofalangista, nos proporciona los nombres de los protagonistas principales, y apunta a los socialistas como agresores:


UNA RIÑA Y VIDRIOS ROTOS

La Coruña.- Ayer mañana cuando se dedicaba a vender un periódico fascista en la calle del Capitán Galán [calle Real], Avelino Méndez Núñez, de 22 años, fue agredido por Constantino Abelenda Catoira, de 27, y en la lucha que ambos sostuvieron, cayeron sobre la luna del escaparate del comercio instalado en el número 16, de la misma vía, propiedad de don Francisco Pérez Menéndez, rompiéndola y destrozando además una vajilla y otros efectos que había en el escaparate.

Detenidos ambos contendientes fueron curados en la Casa de Socorro del Hospital de lesiones de carácter leve, salvo complicaciones.

Los daños causados en dicho comercio han sido valorados en 1800 pesetas.

Este Avelino Méndez Núñez es un personaje muy interesante y seguramente volvamos a ocuparnos de él. A modo de aperitivo, dice el ABC en 1943, con motivo de la imposición de la medalla de la Vieja Guardia, que fue "muy perseguido y maltratado por los marxistas en tiempo del Frente Popular. Se distinguió haciéndose popular en La Coruña por su valentía al vocear el periódico “Arriba”. El camarada Méndez Núñez fue combatiente en nuestra guerra de liberación y hace unos meses regresó de Rusia, donde combatió en las filas de la gloriosa División Azul".

Del tal Constantino Abelenda Catoira de 27 años, no puedo ampliar información. Sí que de un Manuel Abelenda Catoira de 26 años, se dice (p. 158) que era de las JJ SS y apareció paseado o fusilado sin formación de causa en Rutis-Culleredo, el 23 de septiembre de 1936.

Como seguiremos viendo, cuando las izquierdas celebran un mitin, los de Falange no van a provocar incidentes, o a vender sus periódicos a las inmediaciones; o si van, no se producen colisiones, que se sepa. Pero si el mitin es de derechas, son los de izquierdas quienes comienzan repartiendo bofetadas; los falangistas que tampoco tenían mayores problemas en responder a la violencia se defienden o toman represalias por los agravios. Ya lo veremos, pero en lo que a violencia y choques entre falangistas y socialistas, quiero insistir en que aquí quienes comenzaron con la violencia fueron las Juventudes Socialistas. Luego los calentaron, y ahora los que hacen AgitProp se quejan enarbolando de forma hipócrita el discurso victimista: no haber empezado.



¿FASCISTAS LOS JAPISTAS?

No me resisto a dejar una reseña del discurso que pronunció en este mitin de la JAP José María Pérez de Laborda. Se sale del estereotipo tan en boga sobre la JAP, que eran fascistas... Destaco en negrita una frase que no encaja muy bien con el traje a medida:

LA CORUÑA 13 (12 M).- En el teatro Rosalía de Castro se celebró un mitin, organizado por la J. A. P. coruñesa.

El presidente del Consejo Nacional de Juventudes, Sr. Laborda, fustigó al partido radical, considerándole un partido inmoral. Censuró a quienes han llevado a la Ceda al lado de los republicanos de esta índole y traicionaron los ideales reformistas de la Ceda. Prometió no volver a incurrir en error, y pidió nuevos votos a las derechas para combatir el fascismo.




sábado, 25 de diciembre de 2010

Estos sí que sabían militarizar


Antes de nada, me gustaría comentar mi fascinación porque las bibliotecas, una vez más, a años luz. Tuve que rastrear un periódico y allá me fui con todo el equipo: portátil y cámara por si había suerte. La hubo. Pregunté si podía hacer fotos y me contestaron que en general, sí. En particular, no tuve ningún problema; además, ni pagué un duro, ni tuve que cubrir una solicitud de no sé qué, ni se me amenazó con tormentos, prisiones y martirios si hacía no sé que más; y lo más satisfactorio es que uno se trae las copias a casa el mismo día, repito: gratis-total ¿Cómo no va a comparar la gente? Lo que ocurre en los archivos públicos con los permisos y convenios para publicar imágenes, no deja de ser en mi modestísima opinión un atropello en toda regla, para llamar la atención, darse importancia, o vivir en una nube. Después no se conoce a nadie denunciado o condenado por piratear (juas) imágenes de archivos públicos, y creo que las hay, pero como para dar con un zueco.

Por ejemplo, cuando Rogelio Blanco llama a los de El País para darse bombo, llamar o desviar la atención, suelen acompañar el reportaje correspondiente con imágenes de documentos de archivo. No recuerdo que estas imágenes vayan acompañadas del pie que a todos los ciudadanos se exige, del tipo: España. Ministerio de Cultura. Archivo General de Simancas. Consejo Real de España e Indias. Leg. XYZT. Es decir, cuando el partido del gobierno de turno publica imágenes para su propio beneficio político, puede saltarse las disposiciones en vigor, pero los demás debemos pasar por el aro... ¿También entrega El País o quien firma el reportaje no sé cuantos ejemplares del número en el que salieron las imágenes correspondientes? Me da la risa floja, vamos. El embudo de siempre, que por un lado no es lo mismo que por el otro.


*******

Esta anotación tenía otro objetivo: por si alguien, por ejemplo Pepiño, tiene que tomar nota de como militarizaban a civiles, o amenazaban con hacerlo, aquí os dejo dos bandos: en uno, se militariza al personal de ferrocarriles, y en otro se amenaza a los de tranvías con hacerlo. A ambos les había precedido otro bando declarando el estado de Guerra.

Llamo vuestra atención sobre las previsiones que se establecen en el primero de los documentos en lo que a uniformidad y empleos militares de los movilizados se refiere, porque ahora no se sabe que los controladores vayan uniformados, lleven algún distintivo relacionado con su carácter militar, si son oficiales, suboficiales o clases. En fin, que vaya chapuza de militarización... Como veis por la imagen, ambos textos me los encontré en El Ideal Gallego de 25 de julio de 1936:

D. ENRIQUE CÁNOVAS LACRUZ,
Coronel de Ingenieros, Comandante Militar de la Plaza de La Coruña

ORDENO Y MANDO

Artículo 1º.- Quedan movilizados todos los individuos en situación de disponibilidad del servicio activo (PRIMERA Y SEGUNDA RESERVA) que están empleados en las redes ferroviarias del territorio de mi mando, continuando al servicio de estas en su cometido actual o en el que se les ordene por las autoridades militares, de acuerdo con las Empresas.

Artículo 2º.- Todos los movilizados usarán, mientras no se les dote de uniforme o de otro distintivo, de un brazalete amarillo de un decímetro de anchura.

Artículo 3º.- Los jefes, oficiales y clases usarán, sobre el distintivo señalado en el artículo anterior, las divisas de su empleo en forma proporcional y visible.

Artículo 4º.- Por el jefe designado por mi Autoridad en esta plaza para realizar la organización e inspección de los servicios o por los oficiales en quienes aquel delegue se proveerá a los movilizados del certificado correspondiente, que deberán los interesados llevar siempre consigo.

Artículo 5º.- Todos los individuos comprendidos en esta disposición que no se presenten al servicio que tengan señalado ordinariamente o que se les ordene por sus jefes inmediatos, en el plazo de VEINTICUATRO HORAS a partir de las veintiuna horas del día de hoy, incurrirán en las penas previstas en el Código de Justicia Militar.

Artículo 6º.- Cuando el personal movilizado sea empleado en servicios de carácter exclusivamente militar devengará los haberes reglamentarios, y cuando desempeñe funciones ferroviarias se les acreditará por la Compañía el sueldo y emolumentos normales.

Dado en La Coruña a veinticuatro de julio de mil novecientos treinta y seis. - Firmado: Enrique Cánovas.- Rubricado.

********


D. ENRIQUE CÁNOVAS LACRUZ,
Coronel de Ingenieros, Comandante Militar de la Plaza de La Coruña

ORDENO Y MANDO

Artículo Único.- Para reanudar el funcionamiento normal del servicio de tranvías en esta población, advierto a todo el personal perteneciente a la Empresa que, dado el carácter de servicio público que ésta tiene, de no presentarse aquel al trabajo a la hora que normalmente lo venía efectuando, a partir de las DOCE HORAS del día de mañana quedará militarizado y sujeto, por consiguiente, a las normas que rigen para tal disposición.

Dado en La Coruña a veinticuatro de julio de mil novecientos treinta y seis. - Firmado: Enrique Cánovas.- Rubricado.


De acuerdo con el P. Silva Ferreiro, "El día 24 [de julio de 1936] el Comandante de Ingenieros D. Andrés Fernández Albala[t] encargado dos días antes de movilizar tranvías y ferrocarriles, consigue echar a la calle cuatro tranvías, y al día siguiente doce tranvías más del servicio urbano". Por lo que se refiere al restablecimiento de las comunicaciones ferroviarias, aquí.


viernes, 24 de diciembre de 2010

Los hermanos de la Lejía en la tradición oral


De estos violentos y popularísimos ¿ciudadanos? socialistas se escuchaban a los mayores multitud de anécdotas, y ya cada vez circulan menos por razones evidentes. Por otra parte, me temo que no pocos están en mi caso, que oían esos relatos con desdén, en realidad no los escuchaban, así que lamentablemente unos cuantos hechos se habrán perdido para siempre, con gran contento de los que recogen tradición oral sólo de izquierdas a la hora de hacer hagiografía sobre los perdedores de la guerra.

Antes de seguir con los mítines traigo a colación estos hechos para que se vea como estaba la calle en aquella lamentable república, paraíso de libertades y de democracia para Zapatero. No es de extrañar que el país vaya como va. Vamos con lo que vamos:

1.- ¡Un fascista!


Esto me lo relató y en más de una ocasión quien los conocía por haber crecido con ellos en el viejo Campo de la Leña, hoy plaza de España, entre juegos y revendedoras, que en Umbilicus mundi se conocían como chambonas. En una fecha que desconozco, subía mi informante por la calle del Sol. Súbían o bajaban por la calle del Orzán los de la Lejía. En el cruce con la calle del Sol, de repente se oyó: ¡UN FASCISTA!, y zaca, los de la Lejía dejaron el burro y se fueron a acometer al pobre fascista a puñetazo limpio.

2.- ¡Sácate el escapulario!

Conozco lo que contaré porque se lo relataba una amiga de una parienta mía, y yo estaba presente. Ocurrió que esta mujer salía de San Nicolás con su escapulario de Acción Católica. De nuevo pasaban los de la Lejía con el burro; de nuevo lo aparcan, y se van hacia el grupo de mujeres que salía de la iglesia. Y fue a esta chica, que yo ya conocí en su provecta edad, a la que uno de los de la Lejía le dijo:

-- ¡sácate eso!
--R: ¿Y... por qué me lo voy a sacar si es mío?
--P: ¡Que te lo saques!
--R: ¡No me da la gana!

Ante esta respuesta, uno de los lejieros le echó mano al pecho y le arrancó el escapulario, con la circunstancia desfavorable que al hacerlo y estar sujeto con un alfiler o un imperdible, le provocó una pequeña herida en la mama. La muchacha, contrariada, dolida, violentada, un día que pasaba un entierro de izquierdas por su calle, frente a la puerta de la capilla de San Andrés, al saber que iban los de la Lejía en la comitiva, levantó la ventana y la dejó caer de forma brusca con intención de que se rompiesen los cristales y les cayesen encima, o que con el susto les cayese la caja del muerto. Todo se quedó en el susto del ruido y ni se rompieron los cristales, ni la caja del muerto se fue al suelo ¿Cuál creéis que fue la reacción de esta mujer cuando supo que habían fusilado a dos? Quiero recordar que tras una serie de vueltas, concluyó diciendo que para ella había sido un alivio y que no pudo evitar sentir una cierta satisfacción al ver que habían pagado por lo que le habían hecho.

3.- Pegando tiros al cuartel de Artillería.

Un amigo, cuyo padre vivía en la calle de San Roque, siendo así vecino de los de la Lejía, recordaba que su padre le había enseñado unas casas de la calle del Hospital (acera de Papagayo-Tabares) que aún conservaban impactos de bala. En fecha que mi informante no recuerda, los hermanos de la Lejía desde lo alto de la calle del Hospital tuvieron la ocurrencia de ponerse a disparar contra el Cuartel de Artillería. Sacaron los artilleros una ametradadora y barrieron el sector, ocasionando daños en algunas casas que conservaban en sus muros el resultado de esos impactos que mi amigo vio.

4.- Gritando ante un consejo de guerra.

De los hermanos de la Lejía es tradición constante que las derechas "les tenían muchas ganas" y tuvieron la fortuna de detenerlos. Otro amigo me contó que su padre fue militarizado al comenzar la guerra. Un día, pasaba junto a la sala de vistas del Juzgado Militar Permanente de la Octava División Orgánica, sita en el Cuartel de Atocha. Le dijeron que se celebraba el Consejo de Guerra contra los famosos hermanos de la Lejía. Se quedó para presenciarlo, y en palabras de mi amigo salió horrorizado ante la incultura, el no saber estar, etc. Los lejieros se pusieron a dar gritos y vivas ante el Consejo, que el padre de mi amigo percibió como algo muy grave.

5.- Muchachada.

Me comenta una más que amiga, que vivía en el Campo de Artillería, que ella nunca pasaba por la acera en donde estaba la casa de los Hermanos de la Lejía. Pese a tener que dar un rodeo, cruzaba de acera, porque en el número 24 de la calle de San Roque siempre había una muchachada, dando gritos y cánticos, que le infundían temor. Me citaba a otra parienta que era más atrevida y sí pasaba junto al bajo del edificio, pero ella temía que la acometiesen por cualquier cosa, que apareciese la policía y la comprometiesen, etcétera, y prefería cruzar de acera. Le pregunté si había peleas y me dijo que eran muy frecuentes, que se sabían en el barrio pero nada salía en los periódicos, y que los lejieros entraban y salían de la cárcel continuamente. También, a juicio de mi informante, lo que siempre se comentó en la zona era que quien los había envenenado, fanatizado, etcétera, fue el padre, al que seguían ciegamente. A él, le echaban en parte las culpas por el fin que tuvieron.

6.- Petición de clemencia al abad de la Colegiata.

Esto lo relata C. Fernández Santander en su obra Alzamiento y guerra civil en Galicia (2000, p. 152, n. 31 ):

Parece ser que un grupo de mujeres del barrio de los hermanos García, se dirigió a hablar con el abad de la Colegiata, ya que habían oído que la mayor insistencia en este fusilamiento provenía de él, con motivo de un acto sacrílego en el que los reos habían intervenido. El abad dijo a las mujeres que lo único que podía hacer era rezar por ellos. En esto se adelantó del grupo una mujer, conocida como "La Bastiana", que le increpó duramente. A continuación, se desplazaron a la Plaza de Capitanía, con objeto de hablar con la autoridad militar, pero fueron dispersadas por la fuerza.

7.- Las flores de sus tumbas.

También conozco por tradición oral de mi entorno más próximo, que la madre les llevaba flores a las sepulturas, flores rojas. Se iba la pobre mujer, y pasaban por las tumbas las de Falange. En medio de las flores rojas, depositaban una amarilla... La afluencia de flores rojas debió convertir aquellos modestos enterramientos en un lugar al que acudía demasiada gente, y al parecer se destinó a un guardia municipal, o un policía o vigilante del cementerio, que no permitía pararse ante las tumbas. Otra versión también próxima dice que no había nadie junto a las tumbas pero la gente ya no se paraba porque te podían fichar. Muestra mayor convicción la primera de las versiones, pero a saber.

8.- Trabajadores y cumplidores.


Por dejar algo de buen sabor de boca, diré que otra persona cuya familia era clienta de estos hermanos, comentaba que en su casa eran muy apreciados porque eran trabajadores y cumplían. Se les encargaba la lejía para tal día a tal hora, y ese día y a esa hora estaban ellos con la lejía en la casa. Me decía también esta amiga que vestían con una bata azul mahón, que tenía un sinfín de manchas blancas resultado de salpicarse.

¿Que el fusilamiento pudo ser excesivo? Por supuesto, pero es que ¡estaban en guerra! y esto era propio de una sociedad que mantenía la pena de muerte tanto en el Código Penal como en el Código de Justicia Militar. Digo que el fusilamiento pudo ser excesivo, de ahí a considerarlos dignos de un reconocimiento público, creo que media, sino un abismo, sí un cierto trecho ¿O no?





lunes, 20 de diciembre de 2010

Mitin comunista suspendido con la Pasionaria detenida


Vamos con otro ejemplo de mitin que se suspende, no porque lo revienten las derechas, sino porque la violencia de los discursos y las peleas entre el público, hicieron que el delegado del gobernador civil diese por finalizado el acto. Creo que ya comenté en alguna ocasión que los mítines eran como corridas de toros: a ambos asistía un delegado de la autoridad, que podía llamar la atención al orador, hacerle preguntas, detenerlo o suspender el mitin ¿Libertad de expresión? Había que preguntárselo a la Pasionaria ¿O será que esta mujer, a la altura de enero del 36, no era la abuelita que conocimos en su etapa democrática? Se lee en El Sol de 3 de enero de 1936:

En un mitin comunista en La Coruña

El delegado de la autoridad suspende el acto y detiene a los oradores


LA CORUÑA 2 (2,30 t).- En el teatro Rosalía de Castro se celebró anoche un mitin comunista contra el fascismo. La sala se hallaba abarrotada de público. Presidió el oficial de Correos don Luis Peña, que recomendó orden y serenidad.

Dolóres Ibárruri, "Pasionaria", censuró el comportamiento de la República para con los trabajadores.


La diversidad de juicios de varias organizaciones obreras determinó que se dividiera el público y se cambiasen palos y bofetadas. Los grupos salieron enzarzados a la calle, y como el escándalo iba en aumento y la citada oradora continuaba su violento discurso, el delegado de la autoridad suspendió el acto. Esta decisión vino a acrecer el alboroto. Lo cierto es que entre el público se entabló un verdadero cuerpo a cuerpo, por lo que acudieron dos camiones con guardias de asalto, que resolvieron la situación.


Por los conceptos vertidos durante los discursos fueron detenidos "la Pasionaria", Tomás Baños, Luis Peña, Severino López, Niceto San José, y José López Castrieiras
[¿Castiñeiras?] (Febus).




Los coruñeses dan la espalda a la memoria histórica


No os oculto que me produce una cierta satisfacción ver que la gente no se deja engañar. Esta tarde acudí a la inauguración de un monumento dedicado a unos 600 individuos que fueron pasados por las armas, con o sin formación de causa (paseados), entre 1936 y 1939. Eran vecinos de Umbilucus mundi y nueve ayuntamientos más de su provincia. Como los medios de comunicación, en especial los que hacen bucle a las campañas melodramáticas del PSOE, suelen indicar que cualquiera de estos actos fue un éxito, que acudió una barbaridad de público; o ilustran las noticias con imágenes en primer plano, que no dejan ver en realidad la gente que había, acudí yo y os dejo esta foto. Como veis, son... poned vosotros el número. Se invitó, como mínimo a unas 60 personas, cada una de las cuales leía los nombres de diez fallecidos. Si 60 eran de la organización ¿cuántos formaban el público que acudió espontáneamente al acto? ¿50 personas? ¿100? Si había 600 nombres, lo suyo sería que acudiese al menos un descendiente por cada uno de ellos, y es evidente que en ese acto no había 600 personas ni de lejos ¿200? Todo lo cual nos lleva a considerar, una vez más, que la gente no es tonta como tal vez piensen los gurús que se dedican a hacer AgitProp con estos temas de la memoria histórica ¿Que se cometieron excesos? Sin duda, pero creo que todo el mundo sabe que en ambos bandos cocían pan.

Por otra parte, existe una falta de rigor ¿notable? en la lista que aparece inscrita en el monumento, que se dice está "certificada" (sic) por no sé qué proyecto pomposamente denominado interuniversitario (mal asunto cuando se esgrime el argumento de autoridad, ¿o no?) para mayor vergüenza de las universidades y departamentos que se prestan a hacerle la ola al PSOE. El monumento iba a ser en un principio dedicado a los vecinos de Umbilicus mundi que fueron muertos por los nacionales. Como estos eran 233, supongo que les parecería poco efectista el número, e incluyeron los muertos de diez ayuntamientos de la provincia (dicen que próximos, y yo diría que más y menos próximos, como Betanzos) y así llegaron a los casi 600 nombres. Para eso, tuvieron que incluir a todos los vecinos, represaliados por el bando nacional durante la guerra, incluso los que estaban fuera de Galicia, por ejemplo los que cumplían condenas en establecimientos penitenciarios y fallecieron, etc. Digo que hay falta de rigor en la investigación -es mi humildísima opinión- porque no se hizo una investigación caso por caso, de la que se pudiese concluir de forma indubitada que los fallecidos fueron en realidad fusilados, con o sin formación de causa, pero fusilados, o que los ahogaron, y no se ahogaron, etc. Los investigadores que proporcionaron y certificaron la lista de casi 600 muertos, en líneas generales se limitaron a vaciar los libros de defunciones de los registros civiles. Cuando les aparecía alguien muerto por hemorragia interna, zaca, lo incluían sin más comprobación ni complicación en la dichosa lista certificada, como si la gente no se muriese de hemorragia interna por otros motivos distintos a esto de que les pegasen un tiro. Por ejemplo, en la relación de fusilados que aparecen esculpidos en el monumento se encuentra el nombre de Manuel Arcas Varela, que ciertamente falleció de hemorragia interna, pero porque se cayó de un pino (pp. 1221-1222). De hecho, sé yo de muy buena tinta que la familia de esta persona, que ignoraba el hecho de que su pariente estuviese incluido entre las víctimas de la guerra, se echó las manos a la cabeza porque saben que estaba subido a un pino cogiendo piñas y se cayó de él.

En este mismo sentido, es discutible (por no decir otra cosa), que se incluyan otros nombres, como los de los hermanos de la Lejía; o el de Arturo Meirás, que si bien no se pudo procesar (estuvo detenido), de acuerdo con la declaración del único que al final fue condenado, formó parte del comando que intentó asesinar al presidente de la patronal de la construcción, pegándole un tiro en febrero de 1934 en plena calle. Por no recordar el caso del "teniente" del Ejército Popular Republicano Luis Ardao, que teniendo antecedentes penales (robó vacas y luego las vendió en una feria, o se hacía pasar por perito agrimensor, estafando a los campesinos), durante la Revolución de octubre de 1934 atracó una tienda en Vilarrodís (Arteixo), asesinando a tiros a la tendera de treinta y tantos años, y a su hija de 12, hecho por el que fue condenado por la justicia republicana, amnistiado, y una vez comenzada la guerra, tras un curso de un mes en Asturias, salió con el grado de teniente... Una vez que los nacionales lo detienen, es sometido a consejo de guerra y pasado por las armas, que puede ser un exceso para la mentalidad de nuestros días, pero entiendo que también lo es dedicarle un monumento ¿O no? Ya nos iremos ocupando del tema, que si ellos dan nombres, me temo que más de uno, de dos y de muchos, tendremos que darlos para proporcionar datos, y que la gente decida si se sostiene con ellos el discurso victimista, demonizador de una parte de nuestra historia, maniqueo, etc. Poco a poco.





jueves, 16 de diciembre de 2010

Los mítines: en Sada el orador sale protegido por la Guardia Civil


Comienzo una serie dedicada a los mítines, que tengo la sensación de que no se conoce o valora como debiera la violencia de aquella sociedad y su escaso (esto por ser fino y educado) espíritu democrático, contra lo que se viene repitiendo, que si los perdedores luchaban por la libertad y la democracia: tururú.

Me gustaría también destacar un denominador común a estos mítines republicanos. Cuando el mitin es de izquierdas, si se suspende o revienta, es porque lo revientan las propias izquierdas, o porque los disturbios o tono encendido del orador, hacen que el delegado gubernativo lo suspenda. Quiero decir con lo anterior que no me he encontrado un solo caso en Umbilicus mundi o su entorno en el que los muchachos de Falange o los de la JAP fuesen a reventar mítines de izquierdas. Pero cuando el mitin es de derechas, van izquierdistas a reventarlos, y si no se cuenta con una protección adecuada, las izquierdas consiguen su objetivo -como en el caso que veremos- de reventar o provocar disturbios con los que hacer ver su superioridad en la lucha por la calle.

Campaña electoral para las elecciones de febrero de 1936. Se lee en Heraldo de Madrid correspondiente a 24 de enero de 1936:

EN SADA (CORUÑA) LA CEDA SALE PROTEGIDA POR LA GUARDIA CIVIL

Nuestro corresponsal en Sada (Coruña) nos comunica interesantes noticias en relación con el mitin recientemente celebrado en aquel pueblo en el Salón Moderno y que había sido organizado por la CEDA.

Concurrieron al acto más de doscientas personas.


Al llegar el ex diputado Sr. Gil Brandón, rodeado por una docena de jóvenes de la J. A. P., fue acogido burlonamente con unas trompetitas estridentes y vivas entusiastas a la República del 14 de abril, a Azaña, a Largo Caballero y al partido socialista.


Al empezar el acto hubo vivas y mueras a Gil Robles y fueron expulsadas del salón unas 25 personas.

Desde este momento los oradores fueron continuamente interrumpidos por el público. El ex diputado Sr. Gil Brandón perdió el hilo del discurso. Y a los veinte minutos hubo necesidad de suspender el acto.


Los oradores y sus acompañantes salieron del pueblo protegidos por la Guardia Civil. La indignación es grande, pues Sada es eminentemente izquierdista y la organización del mitin fracasado constituía una provocación intolerable. El pueblo espera con los brazos abiertos a los hombres de izquierda.

Me he permitido señalar en rojo los aspectos más democráticos del suelto. Para conocer el estado social de esta población durante la II República, aquí. En cuestión de mítines, ya iremos viendo que siempre empezaban las izquierdas realizando actos violentos; los de derechas se cansaban y ejercían también violencia; finalmente los represaliados o sus defensores, enarbolan el discurso victimista porque los trataron fatal, que si los represores eran muy malos-muy malos, y que fueron objeto de represión unos perfectos ciudadanos, respetuosos de la ley, y sobre todo, demócratas: tururú también ¿Quién empezó con los episodios de violencia?




miércoles, 15 de diciembre de 2010

¡Qué horror! ¡La Marcha Real del Borbón!


Cuando nuestros republicanos se ponían militantes contra los malvados monárquicos, se cogían unos rebotes que solían resultar cómicos. Leo en La Libertad (sic!) correspondiente al 15 de noviembre de 1935 el siguiente dime de qué presumes:

¡INTOLERABLE!

No hay peor sordo...

El hecho ha indignado a muchos republicanos de La Coruña. Con razón. Por las referencias que se nos dan, las autoridades delegadas del Gobierno de la República padecen una lamentable sordera.

¡Consuelo para viejas beatas y monárquicos recalcitrantes! Pero nada más. El pueblo republicano, sin embargo se indigna con la osadía de la Radio-Coruña. Nosotros sentimos indignación por la pasividad de las autoridades gubernativas de la ciudad gallega. Se hacen los sordos; muy bien.


El señor ministro de la Gobernación ¿no lo sabe? Pues vamos a decírselo: al final de una emisión se ha permitido Radio-Coruña radiar la marcha real del Borbón.


Esperamos que el Sr. De Pablo Blanco, más sensible que el gobernador de la citada provincia, se sienta ministro de la Gobernación de la República.


Como no podía ser menos, surgieron adhesiones de otros puntos, a las que hicieron bucle los medios que se hacen eco de las protestas. Se lee en Heraldo de Madrid de 12 de noviembre de 1935:

LA MARCHA REAL EN LA RADIO CORUÑA

Llega a nuestro poder el siguiente telegrama de Ares:

"Republicanos protestan enérgicamente por radiar marcha real la emisora Radio Coruña".


N. de la R.- Si esto ha ocurrido como denuncia el telegrama, esperamos que el ministro de la Gobernación se apresurará a imponer la sanción pertinente.


¿Libertad? Para ellos ¿O no? Para las que querían ser beatas, tururú. Para los que no estaban por la labor de convertirse al republicanismo, tururú también. No sólo eran acosados por las izquierdas, sino por el propio régimen. Por eso me hace mucha gracia ver en nuestros días que en cualquier acto de afirmación republicana o similar, se hacen ondear banderas de aquel régimen, o se oye el Himno de Riego mientras un señor, con frecuencia de provecta edad, corre en círculo al tiempo que hace ondear al viento la bandera tricolor. Me alegro que sea legal, porque cuando esto era una república, para los monárquicos no era legal utilizar con libertad sus símbolos; y no es que te pudiesen multar por silbar la marcha real, o por llevar un broche en el que aparecía la bandera de la monarquía, es que zurraban en plena calle a los que llevaban un pañuelo, una corbata, un botón... VeRdE (Viva el Rey de España).




martes, 14 de diciembre de 2010

Crónica: Caso Faisán e inversiones en edificios de archivo

El Boletín Oficial de las Cortes Generales. Congreso de los Diputados (Serie D) correspondiente a hoy publica dos preguntas relacionadas con archivos:

1.- Ignacio Gil Lázaro, diputado por Valencia del Grupo Popular quiere saber:

¿Conserva la Guardia Civil en sus archivos algún tipo de informe elaborado por ella en relación con el llamado «Caso Faisán»?

Palacio del Congreso de los Diputados, 18 de noviembre de 2010


2.- José María Lasalle Ruiz, diputado por Cantabria, también del Grupo Popular, se interesa entre otras cosas por:

(...) Previsiones presupuestarias en 2011 en inversiones para los Archivos de Castellón, Burgos, Pontevedra, Granada Sevilla, Córdoba, Alcalá de Henares, Chancillería de Valladolid. Diferencia y justificación con las previsiones previstas en los proyectos iniciales respectivos (...)


(...) Palacio del Congreso de los Diputados, 24 de noviembre de 2010

sábado, 11 de diciembre de 2010

Otra de socialistas, que tienen un morro que se lo pisan


Se suele repetir -hasta la náusea- que en julio de 1936, el general Mola, en una reunión con alcaldes navarros, dijo:

Hay que sembrar el terror... hay que dejar la sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros.

La frase claro que es fuerte, pero es propia de la época. Por ejemplo, en febrero de 1934, las milicias socialistas proclamaban en el Decálogo del joven socialista que sus acciones, todas, debían llevar por delante una atmósfera de miedo o de respeto. Y ya metidos en la propia Revolución de Octubre de 1934, se olvidan nuestros queridos turiferarios de la media memoria que Mola pudo tomar como modelo, las Instrucciones socialistas que se dieron en esa revolución. Y claro que a Mola no se le hizo caso. En una ciudad como Umbilicus mundi, con 81.000 habitantes en 1936, eliminaron a 233... y había unos 25.000 obreros, afiliados al anarquismo, que dominaba en la población. Vamos con esas Instrucciones socialistas, que precedieron a las de Mola, y de las que se olvidan:

MEDIOS DE LUCHA:

"Utilizar los gases y las bombas de mano, SIN TEMOR A PRODUCIR VÍCTIMAS INOCENTES; POR EL CONTRARIO, PROCEDE HACER MUCHAS DE ESTAS, PORQUE ASÍ CRECE EL TERROR EN LA POBLACIÓN.


En los principales edificios públicos habrá fuerzas... hay que proceder a volarlos con bombas CON TODAS LAS PERSONAS QUE DENTRO DE ELLOS SE ENCONTRASEN... hay que incendiarlos sin tomarlos por asalto.


La consigna para las autoridades: NI TREGUA NI CUARTEL. Donde haya una persona uniformada ATACARLE Y DARLE MUERTE SIN SOLICITAR AUXILIO.


Desde los balcones y azoteas arrojar sobre la fuerza pública AGUA O ACEITE HIRVIENDO.


Triunfante la revolución, PROCEDER DURANTE LA NOCHE A TODA CLASE DE INCENDIOS. Y los tribunales revolucionarios condenarán A MUERTE a los no simpatizantes de la insurrección, CUYAS PENAS SE EJECUTARÁN INMEDIATAMENTE".


INSTRUCCIONES SOCIALISTAS en la pasada Revolución de Octubre, 1934.

Pero que poca vergüenza, que... frescura tienen estos socialistas y demás turiferarios... Se les puede aplicar creo que con toda justicia aquel aforismo castellano que dice algo así como consejos vendo... y para mí no tengo.



miércoles, 8 de diciembre de 2010

Cuando los estados excepcionales eran la regla




Con motivo de la ocurrencia que ha tenido el Gobierno de declarar un estado excepcional como es el de Alarma, creo que bastantes ciudadanos se sorprendieron, y algunos lo perciben con un cierto susto en el cuerpo. Es la primera vez que en democracia se promulga un estado de Alarma, por fortuna, y esperemos que este y posteriores gobiernos no le cojan gusto, sobre todo este, que tienen a la república por un modelo...

En 30 de julio de 1933 la Gaceta de Madrid publicó la Ley de Orden Público, de 28 del mismo mes y año. En ella aparecen regulados los estados excepcionales, que eran por este orden: Prevención, Alarma y Guerra. Del uso, abusivo que se hizo de estos estados excepcionales por las autoridades republicanas pueden dar idea unas búsquedas en la base de datos del BOE: estado de prevención, estado de alarma, estado de guerra.

Tal vez sería mejor usar unos gráficos, pero os lo dejo en texto, y si llegáis al final, ya me diréis qué clase de democracia es aquella en la que los estados excepcionales son la regla, y no la excepción.

En el primer mes de vigencia de la Ley de Orden Público, el 18 de Agosto de 1933 se declara en estado de Prevención la provincia de Sevilla, que se levanta el 18 de octubre del mismo año.

5 de octubre de 1933: estado de Prevención en toda Cataluña, que se levanta también el 18 de octubre del mismo año.

El 2 de diciembre de 1933, vuelve a decretarse el estado de Prevención en la provincia de Barcelona.

El 3 de diciembre de 1933: se decreta estado de Prevención en todo el territorio nacional.

9 de diciembre de 1933: se declara el estado de Alarma en todo el territorio nacional.

A partir del 7 de enero de 1934, desaparece el estado de Alarma quedando subsistente en todo el territorio nacional el estado de Prevención, que se prorroga por un mes más mediante decreto de 2 de febrero, y se vuelve a prorrogar por un mes más a través de un decreto de 1 de marzo.

No pasa una semana y el 7 de marzo de 1934 se decreta el estado de Alarma en todo el territorio nacional, y como no se prorroga, desde 7 de abril se levanta sin que quede subsistente el estado de Prevención.

El 11 de abril se decreta en estado de Alarma la provincia de Zaragoza, a la que sigue la de Valencia el 17 de abril. Ya el 25 de abril se extiende esa declaración a todo el territorio nacional, que se prorroga el 25 de mayo por 30 días más y se da por finalizado el 24 de junio del mismo año 1934, declarándose a la vez el estado de Prevención en todo el territorio nacional. El 21 de agosto se prorroga por un mes más el estado de Prevención.

De nuevo el 23 de septiembre se declara en estado de Alarma la totalidad del territorio nacional. En octubre nuestros socialistas, anarquistas y demás demócratas, llevan a que se decrete el 6 de octubre el estado de Guerra en todo el territorio de la República, que se prorroga el 6 de noviembre por 30 días más; y el 6 de diciembre por otros 30; y por otros 30 el 5 de enero.

El 23 de enerode 1935 se levanta el estado de Guerra en el territorio nacional menos en los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña, y en las provincias de Madrid, Zaragoza, Teruel, Huesca, Navarra, Guipúzcoa, Vizcaya, Palencia, Santander, León y plazas de soberanía en Marruecos, Ceuta y Melilla. En donde se levanta el estado de Guerra, se declara a la vez el estado de Alarma. El 5 de febrero se prorroga el estado de Guerra por un 30 días más en las mismas provincias, quedando subsistente en el resto de España el estado de Alarma. El 23 de febrero se prorroga por un mes más el estado de Alarma en el territorio de la república quedando subsistente el estado de Guerra en las provincias y territorios antedichos.

el 1 de marzo de 1935 se decreta la prórroga del estado de Guerra en los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña y en las provincias de Madrid, Zaragoza, Guipúzcoa, Vizcaya y León y plazas de soberania en Marruecos, Ceuta y Melilla; a la vez se levanta el estado de Guerra y se declara el de Alarma en las provincias de Huesca, Navarra, Palencia, Santander y Teruel.

El 29 de marzo se decreta prorrogado por treinta días más el estado de Guerra en los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña y en las provincias de Madrid, Zaragoza, Guipúzcoa, Vizcaya y León y plazas de soberanía en Marruecos, Ceuta y Melilla, y por igual período de tiempo el estado de Alarma en las provincias de Huesca, Navarra, Palencia, Santander y Teruel, quedando en las demás subsistente el estado de Prevención.

El 15 de abril de 1935 se levanta el estado de Guerra, y en su lugar se declara el de Alarma, en todos los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña y en las provincias de Madrid, Zaragoza Guipúzcoa, Vicaya y León y plazas de soberanía en Marruecos, Ceuta y Melilla, continuando el estado de Alarma en las provincias de Huesca, Navarra, Palencia, Santander y Teruel, y el de Prevención en las restantes partes del territorio nacional.

El 28 de junio se declara en estado de Guerra la provincia de Barcelona, que se prorroga por decreto de 26 de julio y se vuelve a prorrogar por otros 30 días el 29 de agosto de 1935.

El 5 de julio se decreta la prórroga por treinta días más el estado de Alarma en los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña (con excepción de Barcelona y su provincia, en que se mantiene el estado de Guerra), y en las provincias de Madrid, Zaragoza, Guipúzcoa, Vizcaya, León, Huesca, Navarra, Palencia, Santander y Teruel y plazas de soberanía: Ceuta y Melilla; y por igual número de días el estado de Prevención en las restantes partes del territorio nacional.

El 13 de septiembre se decreta la prórroga por treinta días más, a partir del mismo día, del estado de Alarma declarado por Decreto de 10 de mayo de 1935 en los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña (con excepción de Barcelona y su provincia en que se mantiene el estado de Guerra), y en las provincias de Madrid, Zaragoza, Guipúzcoa, Vizcaya, León, Huesca, Navarra, Palencia, Santander y Teruel y plazas de soberanía Ceuta y Melilla; y se prorroga por igual número de días el estado de Prevención en las restantes partes del territorio nacional.

Mediante decreto de 27 de septiembre se levanta el estado de Guerra en la provincia de Barcelona, declarando en su lugar el de Alarma.

De 11 de octubre de 1935 es otro decreto prorrogando por treinta días más el estado de Alarma en los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña, en las provincias de León, Palencia, Vizcaya, Madrid y Zaragoza, y en las plazas de soberanía Ceuta y Melilla, y cesando en el de Alarma, pasando al estado de Prevención, las provincias de Guipúzcoa, Huesca, Navarra, Santander y Teruel, subsitiendo el de prevención en las de Jaén, Logroño, Málaga, Sevilla, Granada, Murcia, Baleares, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife. Se restablece el régimen normal en las demás provincias.

Por decreto de 12 de noviembre se prorroga por treinta días más el estado de Alarma declarado en los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña y en las provincias de Madrid y Zaragoza; disponiendo cesen en el estado de Alarma y pasen al de Prevención las provincias de León, Palencia, Vizcaya y plazas de Soberanía: Ceuta y Melilla; restableciendo el régimen normal en las demás provincias, y que subsista el estado de Prevención en la de Santa Cruz de Tenerife.

Por otro decreto de 12 de diciembre se prorroga por treinta días más el estado de alarma en el territorio del Gobierno general de Asturias y en las provincias de Madrid y Barcelona; cesando el de alarma y pasando al de prevención las provincias de Lérida, Gerona, Tarragona y Zaragoza, y restableciendo las garantías constitucionales en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Finalmente el 7 de enero de 1936 se decreta que cese el estado de alarma en el territorio del Gobierno general de Asturias y provincias de Madrid y Barcelona, y el de prevención en las provincias que se citan, quedando restablecidas en su integridad las garantías constitucionales en todo el territorio nacional.

Poco dura el respiro porque mediante decreto de 17 de febrero de 1936 el gobierno (es un decir) declara en estado de Alarma todo el territorio nacional. Este se levanta por otro decreto de 26 de febrero en las provincias de Álava, Castellón, Guipúzcoa, Soria y Vizcaya.

El 16 de marzo se prorroga el estado de Alarma, y una nueva prórroga se decreta el 17 de abril de 1936.

Por decreto de 27 de abril se levanta hasta el cuatro de mayo siguiente el estado de Alarma en las provincias de Cuenca y Granada.

Mediante decreto de 10 de mayo, se prorroga por treinta días más el estado de Alarma en los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña y en las provincias de Madrid, Zaragoza, Guipúzcoa, Vizcaya, León, Huesca, Navarra, Palencia, Santander y Teruel y plazas de soberanía, Ceuta y Melilla, y el estado de prevención en las restantes partes del territorio nacional.

Por decreto de 7 de junio se prorroga por treinta días, a partir del 13 siguiente, el estado de Alarma declarado por Decreto de 10 de Mayo anterior, en los territorios de los Gobiernos generales de Asturias y Cataluña y en las provincias que se indican y plazas de soberanía (Ceuta y Melilla); y prorrogando por igual número de días el estado de Prevención en las restantes partes del territorio nacional.

El decreto de 16 de mayo prorroga el estado de Alarma en todo el territorio nacional. Nueva prórroga decretada el 13 de junio por otros 30 días.

Ente 27 y 29 de junio, se restablecen en Galicia las garantías constitucionales con motivo de la votación del plebiscito estatutario. Por decreto de 15 de julio prorrogaron el estado de Alarma otros 30 días, y siguieron con prórrogas y más prórrogas hasta que en zona republicana se decidieron a declarar el estado de Guerra por decreto de 23 de enero... de 1939.



jueves, 2 de diciembre de 2010

Recado ortográfico: joooooooooolín


Hace ya meses, viendo el video de presentación de una exposición, no me lo podía de creer, porque se pusieron en plan divulgativo -que está muy bien- y unos cuantos documentos los encabezaban con un: "entorno a" la data crónica del documento. Y yo cual Santa Lucía con los ojos sobre el plato, escribí rápidamente un correo en el que les venía a decir: muchachos, que yo también me equivoco eh, pero oye, que ese "entorno a" queda fatal, chirría, etc. Me contestaron con un nos gustó mucho su sugerencia, es muy bonita, está muy bien y similares, pero nada, oye. El "entorno a" siguió en el vídeo.

Llevamos una semanita curiosa, o tal vez yo estoy muy tiquismiquis. Confundir entorno a, con en torno a, puedo casi entenderlo, aunque en mi opinión alguien que pasó por una facultad no debía escribir esos palabros. Lo que me parece un poco triste es que alguien que pasó por una facultad escriba "a parte" o "a demás". Espero que si los interesados me leen, que no se ofendan, pero muchachos, muy mal eh, que son términos de uso muy frecuente, creo yo, y jooooooooolín.

Y ya que estoy con los caninos afilados otra opinión sobre unas declaraciones que leía esta semana. En ellas, el director de un importante archivo decía que éste se encontraba totalmente descrito, pero que en algunas secciones había legajos voluminosos que contenían muchas "cartas", y que hacía falta mucho tiempo para describirlas. Yo diría, con mi mayor consideración y respeto también para este señor, que tururú. En mi opinión, un archivo está totalmente descrito cuando ningún fondo se consulta a través de relaciones de entrega, que no dejan de instrumentos de control. En definitiva, que también me gustaría que algunas de esas secciones contasen con un nivel mayor en lo que a profundidad en la descripción se refiere. Pero estamos en crisis, y en donde menos se va a invertir es en archivos, así que nos quedaremos como estábamos una buena temporada.




martes, 30 de noviembre de 2010

Crónica: AHP-Ou

El Boletín Oficial de las Cortes Generales. Congreso de los Diputados (Serie D) correspondiente al día 24 (próximo pasado :)) publicaba esta pregunta de Celso Luis Delgado Arce y Ana Belén Vázquez Blanco, del Grupo Popular:

Ha vencido ya el tercer trimestre de 2010, con lo que ya llevamos nueve meses del presente ejercicio, y procede conocer el alcance de la ejecución de la Ley de Presupuestos Generales para el año en curso.

¿Qué actuaciones ha realizado el Gobierno, durante el primer semestre del año en curso, con indicación del montante ejecutado relativo a la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2010, en el proyecto 1998 18 103 0116 Biblioteca y Archivo Histórico Provincial de Ourense, Nueva Sede?


Palacio del Congreso de los Diputados, 15 de octubre de 2010.




viernes, 26 de noviembre de 2010

Persecución religiosa en la Archidiócesis de Santiago de Compostela (y VIII)

RESUMEN

de los desmanes y atropellos de carácter antirreligioso,

cometidos en esta Diócesis

desde el 16 de febrero hasta el 28 de julio de 1936

(Conclusión)

Objetos sagrados destruidos


Un crucero en San José de Ares.

Otro en San Martín de Churío.

Tres en Santa Eulalia de Boiro.

Varios en Santiago de Franza.

De una imagen de Nuestra Señora de los Remedios en Santa María de Sarandones.

Febrero 15, derribo de un crucero en Santa Eulalia de Villagarcía.

Febrero 19, destruyen cuanto encuentran en un local de Acción Católica, en la parroquia de San Benito y en el local de Acción Católica de la parroquia de San Fructuoso de Santiago.

Marzo 21, dos cruceros destruidos en Santo Tomás de Quireza.

Mayo 7, el retablo de la capilla de Santa Marta, en Bértola.

Mayo 10, un crucero en San Juan de Dorrón.

Junio 1, un crucero en Santiago de Lampón.

Junio 4, tres imágenes en la iglesia de San Juan de Callobre.

Junio 18, un crucero en Santa María de Órdenes.

Julio 20, un crucero en San Julián de Poulo.

Julio 21, altares e imágenes de la iglesia parroquial de San Esteban de Sueiro, y cuanto había en la de Santa María de Oza.

Julio 22, varias imágenes en la iglesia de San Jorge de Torres.

Julio 28, tres cruceros (uno de ellos del siglo XVI) en San Julián de Arosa.


[BOAS, 2.773 (15 de junio de 1937), pp. 145-153].

**********

Como ya comenté en otra anotación, este acoso no sólo afectaba a curas, sino que otros colectivos tampoco podían vivir en paz; media España no se resignaba a morir, no sólo físicamente, y se echaron a la calle para librarse de sus acosadores a los que trataron en ocasiones con una furia propia de quien se defendía de perros rabiosos. Rastreando prensa, leí un artículo de Wenceslao Fernández Flórez que ahora no localizo, pero estaba escrito durante la guerra, y él también creía que se trataba de una lucha entre barbarie, y civilización. Los hechos están ahí, para quien quiera verlos.



jueves, 25 de noviembre de 2010

Persecución religiosa en la Archidiócesis de Santiago de Compostela (VII)

RESUMEN

de los desmanes y atropellos de carácter antirreligioso,

cometidos en esta Diócesis

desde el 16 de febrero hasta el 28 de julio de 1936

(Continuación)

Robos en iglesias y casas parroquiales

Febrero 22, de un aparato de Radio y varios libros en la Juventud Católica de Boiro.
Marzo 2, robo en la iglesia de San Pedro de Feás.
Marzo 1, de un cáliz de plata, un viril de metal y dinero de los cepillos en la parroquia de Santa Lucía de La Coruña.
Mayo 17, saqueo de la casa parroquial de San Martín de Meirás, no dejando en ella cosa alguna.
Junio 20, de un aparato de Radio de la Juventud Católica de San Isidoro de Postmarcos.
Julio 17, robo de un crucero en San Cristóbal de Mesía.
Julio 19, de algunos objetos de la casa rectoral de San Pelayo de Sabugueira.
Julio 20, de varios enseres en la casa parroquial de Santa María de Castrofeito; robo a mano armada de cuatrocientas pesetas al párroco de San Juan de Lubre.
Julio 21, de varios objetos en la casa parroquial de San Cristóbal de Mesía, algún dinero en la de San Juan de Ouces, varios objetos al capellán de San Juan de Villanueva, por valor de quinientas pesetas, de mil ochocientas pesetas y varios objetos en la casa parroquial del Divino Salvador de Viones.
Julio 22, de doscientas cincuenta pesetas en San Cristóbal de Abanqueiro.
Julio 23, de algún dinero al párroco de Santa María de Godos.
Julio 24, de algún dinero y varios objetos en la casa parroquial de Leiro.
Julio 28, del sello parroquial, de treinta y dos pesetas y varios enseres en la parroquia de San Mamed de Abalo.

[BOAS, 2.773 (15 de junio de 1937), pp. 145-153].

**********

Ya se ve que no sólo eran bárbaros, sino que imbuidos de malos instintos, también robaban. Y todavía hay quien habla, en general, de unos muchachos maravillosos. En general, yo diría que eran bárbaros, y en particular, que algunos, muy pocos, no.




miércoles, 24 de noviembre de 2010

Persecución religiosa en la Archidiócesis de Santiago de Compostela (VI)


RESUMEN

de los desmanes y atropellos de carácter antirreligioso,

cometidos en esta Diócesis

desde el 16 de febrero hasta el 28 de julio de 1936

(Continuación)

Incautaciones

Marzo, del edificio de San Agustín (en la parte perteneciente a la Mitra) en Santiago de Compostela.
Marzo 20, del local de la Juventud Católica de San Andrés de Cabañas, de San Jorge de Magalofes y de San Martín de Porto.
Abril 1, cementerio parroquial de Santa Eulalia de Soaserra.
Abril 7, Casa de Fábrica de San Román de Cabovilaño.
Abril 22, biblioteca y documentación de la Juventud Católica de Boiro.
Mayo 1, capilla de San Isidro de Andabao y casa parroquial de Santa María de Vilaboa.
Mayo 13, casa parroquial de Santa María de Cambre.
Mayo 16, casa parroquial y huerta de Santiago de Sigrás.
Mayo 21, cementerio parroquial de San Julián de Mugardos.
Mayo 22, cementerio parroquial de Santiago de Tal y Santa Marina de Esteiro.
Mayo 25, cementerio parroquial de San Esteban de Abelleira y San Julián de Torea.
Junio 1, casa parroquial del Divino Salvador de Orro.
Junio 7, cementerio parroquial de Santa Eulalia de Limodre.
Junio 8, cementerios parroquiales de Santa María de Loureda y San Esteban de Morás.
Junio 12, cementerio parroquial de Santa María de Cambre.
Junio 13, cementerios parroquiales de San Pedro de Armentón y del de Santo Tomás de Monteagudo.
Junio 14, de las fincas del iglesario de San Martín de Andabao.
Junio 15, de la casa parroquial de San Martín de Andabao.
Junio 17, cementerio parroquial de San Esteban de Larín.
Junio 18, cementerio parroquial de San Mamed de Suevos y del de Santa María de Pastoriza.
Junio 20, casa parroquial de San Pedro de Puente del Puerto.
Junio 28, casa parroquial de Santa María de Presedo.
Junio 30, cementerio parroquial de Santa María de Cereijo y de San Pedro de Puente del Puerto.
Julio 20, de la capilla de San Isidro de Bergondo, del cementerio parroquial de San Vicente de Regoela en la parroquia de Santa Marina de Sillobre, y de las casetas de fábrica de la parroquia de Santiago de Tal; casa parroquial de Santa María de Cortiñán, en Vijoy.


[BOAS, 2.773 (15 de junio de 1937), pp. 145-153].

**********

Esta parte también debe ser incompleta. Por ejemplo en el caso de Umbilicus mundi, ahí os dejo la foto del edificio de los Luises (o los Kostkas) que publica El Heraldo de Madrid, anejo a la iglesia de los Jesuitas, del que ya habíamos visto otra imagen. En este edificio, tal y como señalaba el P. Silva Ferreiro, el 19 de febrero de 1936, pusieron un gran cartel en el que se lee Casa del Pueblo e izaron bandera roja con el yunque socialista en el centro. Montaron allí su chiringuito y pese a ser una dependencia incautada a los Jesuitas por el Estado, que hasta entonces usaban guardias de asalto para dormir, no se desalojó a los okupas socialistas hasta el comienzo de la guerra. Aquí se incautó el Ejército de las listas negras, que al parecer contenían unos 5.000 nombres (de una población de 81.000 habitantes).